Luis Enrique Patterson, miembro del equipo cubano de espada que dominó el concierto continental en el 2019, abandonó la pequeña delegación antillana que debió competir en la Copa del Mundo de Berna

pattersonLuis Enrique Patterson, miembro del equipo cubano de espada, abandonó la comitiva antillana antes de competir en la Copa del Mundo de Suiza. Foto: Tomada de Touché World.

La esgrima cubana sufrió un durísimo golpe a finales de la pasada semana, cuando el espadista Luis Enrique Patterson abandonó la comitiva antillana que debía competir  en la Copa del Mundo por equipos de Berna, Suiza.

Según informó el sitio digital JIT  (una semana después de los sucesos), el holguinero dejó la delegación “sin cruzar acero, actitud con la cual enterró el sueño colectivo”.

Con 23 años, Patterson era el miembro más joven del plantel que integran también los experimentados Yunior Reytor (31) y Reynier Henriquez (32), quienes se habían combinado para dominar el concierto continental durante el 2019.

Ellos ganaron los títulos del Campeonato Panamericano de Canadá, y después repitieron la dosis e impusieron su ley en los Juegos de Lima, Perú, donde lograron incluso superar al conjunto venezolano integrado por el campeón olímpico Rubén Limardo.

Ahora Patterson y compañía debían enfrentar el duro reto de la Copa del Mundo por equipos en Berna, la cual daba puntos para el escalafón de clasificación olímpica.

En la urbe suiza, los cubanos abrirían la ruta frente a Dinamarca, puesto 13 del orbe, y si pasaban el duro examen se medirían en la ronda de 16 a Italia, cuartos en el ranking global y a la postre campeones de este evento.

Aunque la nota de JIT asegura que, tras este descalabro, Cuba perdió su gran oportunidad de clasificación olímpica por equipos en la espada masculina, lo cierto es que ya el combinado de la Isla tenía muy complicado acceder a un boleto en dicha categoría.

De acuerdo con el sistema de clasificación, en Tokio 2020 competirán solo ocho selecciones en la espada por colectivos: los cuatro primeros países del ranking cuando cierre el proceso el 4 de abril del 2020, y los mejores conjuntos de cada zona geográfica (África, América, Europa, Asia-Oceanía).

Los cubanos, ubicados en el puesto 21 del escalafón global con 96.000 puntos, no guardaban ninguna opción de incluirse entre los primeros cuatro del orbe, mientras que quedarse con el cupo de América resultaría igualmente bien difícil, pues Estados Unidos (octavo con 206.000 puntos) y Venezuela (15-142.000) tenían clara ventaja.

Vía: Oncubanew