El veterano abrió su corazón y confesó cuáles fueron todos los oficios que desempeñó para prosperar junto a su familia

nelson_cruz_crop1575045370880.jpg_838343838Nelson Cruz

Es válido argumentar que Nelson Cruz es como los buenos vinos, entre más viejo, el tipo es mejor. Así lo demostró durante la temporada 2019, que dicho sea de paso, fue uno de sus mejores años como pelotero de Grandes Ligas.

El jonronero dominicano, en su año de debut con los Mellizos y con 39 años de edad, tuvo una temporada que cualquier otro jovencito quisiera haber tenido.

Este 2019, Cruz registró su segundo mejor promedio de bateo (.311) en sus 15 temporadas en MLB, además, con sus 108 impulsadas y 41 palos de vuelta entera, colaboró con su equipo para ser los más jonroneros de toda la Gran Carpa.

Pero pocos saben que detrás de ese gran jugador de béisbol, Nelson Cruz creció en el seno de una familia humilde en su natal República Dominicana.

Desde niño ayudó a sus padres a contribuir con los gastos del hogar y a base de mucho esfuerzo y trabajo logró cumplir su sueño de jugar su deporte favorito en la mejor liga del mundo, la MLB.

Cruz abrió su corazón y confesó cuáles fueron los oficios que desempeñó para ayudar a su familia desde niño hasta la adolescencia antes de convertirse en una figura del béisbol:

Era mecánico, limpiaba zapatos, vendía helado, vendía guineo, trabajé con mi papá en la zapatería y separaba las vacas de los becerros.

Asimismo, cuando fue cuestionado sobre lo que aprendió de todos los trabajos que ejerció mientras crecía, el veterano fue sincero y emotivamente expresó lo siguiente:

Nada es fácil en la vida, todo lo que consigues con mucho trabajo, tu le tienes más aprecio.